Make your own free website on Tripod.com

Personajes del folklore kanasinense

 

Si un lugar del mundo atesora a la gente mas extraña este es Kanasin. En este hermoso pedazo de tierra , me parece que único, se  rinden honores de héroe a personalidades tan disímbolas como aquel que se presumía detentaba el apéndice viril mas ostentoso del municipio. Chicos y chicas, grandes (y grandas diría FOX) comentaban, de manera grandilocuente unos, jocosamente otros, con envidia los mas, el peculiar y colosal  atributo físico de este señor: su nombre Don Mercedes Carolino Herrera; no se si por respeto o por temor, a lo obvio, le decían Don “Mechcarol”.

Con que entusiasmo se hablaba del tope de la 21 y de que cuando este buen señor entrego su alma al creador se usaron dos catafalcos, uno grande y el otro enorme, el grande era para él.

A este señor le sobreviven sus 6 hijos, 4 de ellos varones y presumidos de su particular herencia.

Pero este señor no es el único con este don particular, frente al parque, a las 0300 dirían los militares, se yergue majestuoso el monolito vivo mas significativo del municipio.

A él le adjudican dones curativos para males diversos, tanto de afecciones intestinales y problemas peristálticos, como de demeritamientos visuales.

No sé de ningún lugar del mundo donde se hable de persona alguna en los términos en que se hace en Kanasin. Y con la naturalidad con que se hace referencia a estos atributos. Niño come tu sopa o te llevo con don Mech. Ante esta amenaza el infante se apura a deglutir su sopa con tal entereza que hasta el dibujito del plato se come. No es para menos.

En fin el tema de hoy ha sido pequeño en su tratamiento pero enorme en sus alcances, ¿o no?.

 

Pedro E. Gorocica Orozco

kanasinero@yahoo.com

Kanasin, Yuc. 16 de mayo del 2001



Página anterior Página siguiente