Make your own free website on Tripod.com

 

Toda una Reina

 

Hace dos semanas dio a su fin las festividades carnestolendas. Durante cuatro días el municipio se vistió de fiesta con música y colores, la alegría corrió por caudales e inundo los corazones tal y como cada año sucede desde hace infinidad de años. Y como cada año la algarabía se impuso a la razón, se cometieron excesos y desatinos, todos muy permitidos y celebrados. Era el carnaval, la fiesta de la carne, el preludio a la mesura y conmiseración propia de la cuaresma.

Sin embargo como cada año desde hace mas de 15 la verdadera reina de la alegría, la autentica impulsora de la felicidad ha permanecido ausente. Su nombre Marcela Herrera. Su sola presencia inspiraba felicidad y alegría e invitaba a disfrutar de los carnavales de aquel entonces.

Su traje de siempre en las festividades era invariablemente de sacerdote cristiano a quienes satirizaba y de quienes se mofaba ante el beneplácito popular.

Tuve la fortuna de participar en sus jornadas de alegría y optimismo. Para mi fue un verdadero privilegio conocerla y quererla como se que muchos en Kanasin la quisieron. No era para menos, su amor a la vida ha servido a muchas personas de mi generación como un ejemplo de lo que es vivir feliz haciendo felices a los demás.

Fue acusada de sacrílega por el hecho de que las festividades carnestolendas eran a las dos semanas de la oficial, o sea en plena cuaresma. Se dice que hasta fue excomulgada del seno de la Santa Madre Iglesia. No lo se, de lo que si estoy completamente seguro es de lo mucho que hizo por las personas, de lo bondadosa que era con el prójimo, de la felicidad que irradiaban sus comparsas carnestolendas, de lo mucho de si que dio a los demás, de eso estoy seguro.

Ahora que no esta entre nosotros la extraño, todos los que la conocimos y la quisimos la extrañamos y sabemos que allá en el cielo debe estar organizando sendas comparsas disfrazada como siempre de sacerdote con sotana y peluquín, ¿o en que otro lugar podría estar?.

Hasta siempre doña Marcela.

 

 

Pedro E. Gorocica Orozco

kanasinero@yahoo.com

Kanasin, Yuc. 6 de Marzo del 2001

 



Página anterior Página siguiente